image

PERFIL BIOGRÁFICO 

Catalogado como orador de altos vuelos tanto en inglés como en español, Jonathan D'Oleo Puig es economista, conferencista y asesor empresarial. Posee una doble licenciatura en Economía y Ciencias Políticas de Brandeis University (Boston, MA) y una maestría en Ciencias en Políticas Públicas de University College London (Londres, Inglaterra). Cuando tenía apenas 23 años de edad, desarrolló una práctica de asesoría financiera en mercados de capitales en Miami, FL durante el período de la Crisis Financiera Global. Actualmente funge como Director General de D'Oleo Analytica LLC, compañía dedicada a la asesoría empresarial y capacitación de capital humano a través de talleres y conferencias sobre liderazgo, emprendimiento y planificación estratégica a nivel mundial. 

A continuación, algunas de las entidades donde D'Oleo Puig se ha presentado como conferencista y experto en materia empresarial:

Edward Jones Investments


John Hancock Financial


Standard Chartered Bank

European Institute for Entrepreneurship

Rotary International

Universidad Nueva Granada, Bogotá, Colombia

CONQUITO, Agencia de Promoción Económica, Ecuador

Corporación Financiera Nacional del Ecuador

ISM Business School, Lituania

Universidad de Murcia, Dubai


Banco de Reservas de la República Dominicana


Banco Popular Dominicano

Cámaras de Comercio y Producción de República Dominicana

Vicepresidencia de la República Dominicana

Cámara de Diputados de la República Dominicana

Fundación Global Democracia y Desarrollo

Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Universidad Iberoamericana

Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra 

Brickell Magazine

Revista Forbes

Revista Emprendedores

Revista Mercados & Tendencias

Revista En Sociedad

CNN en Español

Univision Network

NBC/Universal Telemundo

PRIMEROS PASOS

Mi trayectoria  ha sido orgánica; por etapas. He gateado, caminado, corrido, volado y aterrizado para después emprender nuevos vuelos en cielos despejados y turbulentos. De vender mangos y jugos en la esquina de mi cul-de-sac cuando era niño en mi natal República Dominicana hasta tener mi propia oficina de asesoría y corretaje en Estados Unidos, mi espíritu emprendedor ha estado marcado por innumerables sacrificios acompañados de una gran fe en Jesucristo y una ferviente pasión por el servicio en el ejercicio empresarial, el desarrollo de comunidades a nivel global y el análisis político-económico en sentido general.

DESCUBRIENDO MI VOCACIÓN

Mientras estudiaba Economía y Ciencias Políticas en la ciudad de Boston un comité de la universidad me escogió para interpretar el famoso discurso de Martin Luther King Junior titulado “Yo tengo un sueño”. A medida que me aprendía el discurso y estudiaba a profundidad la signicación histórica, psicológica, espiritual y sociológica del mismo pude visualizar de manera cuasi palpable la necesidad de un pueblo oprimido y su deseo de ser verdaderamente libre para perseguir la plena e imperecedera felicidad. El día del discurso le di rienda suelta a esa visualización y hablé de corazón a corazón con la audiencia. La respuesta del público recogió la esencia de la efervescencia de las 200,000 personas que se dieron cita en Washinton, DC en aquel agosto de 1963. Fue entonces que descubrí mi vocación: conjugar mi habilidad de comunicar con mis conocimientos y deseos de servir para empoderar a la gente con verdades y principios que trasforman, libertan y potencian la vida a la cima de sus posibilidades.

PERSIGUIENDO UN SUEÑO

En el año 2008, recién graduado de Economía, Negocios y Ciencias Políticas de Brandeis University, se me presentó la oportunidad de manejar una franquicia en la industria de servicios financieros en la ciudad de Miami. Fue así que a mis 23 años comencé a crear una cartera de clientes en pleno apogeo de lo que hoy se conoce como La Crisis Financiera Global. Fue en medio de esa crisis que logré forjarme como empresario sobre la base del servicio, la educación y una visión de futuro construida sobre la base del análisis lógico y sensible a las necesidades, capacidades y aspiraciones del ser humano. Como estudioso de la economía sabía que la recesión por la cual estábamos pasando iba a estar seguida por una recuperación así como la noche esta seguida por el día. Me tocó tirar la zapata de mi negocio durante la noche y las estrellas en mi cielo fueron aquellos primeros clientes que me dieron un voto de confianza dándome custodia de sus fondos de retiro. Me gané ese voto de confianza a través de talleres y seminarios de capacitación financiera que impartía mensualmente en mis oficinas. A partir de esa experiencia como financista, asesor y capacitador nace mi actual empresa D’Oleo Analytica, firma de asesoría empresarial enfocada en optimizar el desempeño personal y corporativo a través de conferencias y talleres de capacitación y entrenamiento en el área de desarrollo de negocios y liderazgo transformacional.

BUSCANDO SERVIR ANTES QUE SER SERVIDO

Como asesor, analista y comunicador pongo mi dedo en el pulso de las necesidades, aspiraciones y capacidades de la gente. Identifico ventajas comparativas y competitivas con el fin de definir las actividades productivas que generan desempeño óptimo de carácter sostenible a través del tiempo. En otras palabras, enfoco lo poco que genera lo mucho para no perder tiempo en lo mucho que genera lo poco. Diseño herramientas conceptuales a la luz de investigaciones científicas, principios económicos y una gran diversidad de experiencias. Dichas herramientas las comparto a través de libros, seminarios y talleres a nivel global.

En una entrevista una gran periodista dominicana me preguntó cómo me había afectado mi contacto con la gente en calidad de asesor, mentor y capacitador. Después de unos segundos de introspección le contesté con las siguientes líneas:

Mi contacto con la gente me ha esculpido con cincel y martillo descartando lo gregario y sacando a la luz lo necesario para articular mi voz interior; voz que llama a lo imposible posible y hace visible lo invisible. Si bien soy un apasionado de las relaciones humanas, no dependo de la aprobación humana. Dependo de mi relación con Dios; de la verdad, dulce o amarga, que enriquece el alma.

Más adelante esa misma periodista me preguntó cómo me nutro. Mi respuesta:

Me nutro de varias cosas que son una misma: la unción y sabiduría que viene de Dios; la sustancia y relevancia de mis libros en prosas y en versos sencillos y complejos. Me nutro de las etéreas notas que con su violín interpreta mi bella esposa. Me alimento del sol de la mañana y del rocío de la madrugada. En esos espacios y vertientes no solo me nutro, sino que también me desnutro de lo impuro y pondero sin apuros lo bello de la vida; aquello que me permite dar vida a una masa desnutrida, enfoque a un potencial sin luz direccional, y propósito a un rico depósito de talentos sin cultivar.

La carrera de asesor empresarial, capacitador y comunicador requiere de una gran disciplina y compromiso con el mejor interés de la gente que es materializar la plenitud de sus potencialidades. Para poder ser verdaderamente instrumental en esa tamaña gesta, el individuo debe tener una capacidad excepcional de cristalizar y comunicar de manera impactante los principios que empoderan a la gente a crecer en y a través de la multidimensionalidad de sus realidades circunstanciales. Ahora más que llegarle a la gente, el asesor tiene que comprometer a sus seguidores y clientes a abrazar el aprendizaje como un estilo de vida que toma lugar a través de dinámicas procesales en el mediano y largo plazo.

Jonathan D'Oleo Puig- Prensa Internacional

Dubai

Argentina

Listín Diario

Ecuador

Madrid

Funglode

PUCMM

CNN

Telemundo

Univisión

Fox News

Brickell Magazine

BM_Pub_copy.jpg

Revista Forbes

En Sociedad

DESCARGA EN KINDLE
ADQUIERE LIBRO FÍSICO
DESCARGA AUDIOLIBRO

D'Oleo's Fox News Op-Eds