Suscríbete a mi Blog

PLD

Instaurar un sistema de primarias abiertas equivale a no solo a permitir, sino a descaradamente incentivar un dumping descomunal en la infraestructura institucional de la actualidad.

Para justificar este argumento empecemos por definir los términos. Se denomina dumping a la práctica de vender un producto por debajo de su precio de mercado a tal punto que muchas veces se comercializa por debajo de su costo de producción. Esto con el objeto de llevar a la competencia a la quiebra. Si la empresa que hace dumping es exitosa en la aplicación de esa táctica de guerra, una vez la competencia se declara en quiebra, aumenta el precio del producto a un nivel por encima del precio de mercado asumiendo así una posición monopolística que termina afectando significativamente el bienestar del consumidor.  

 En lo que respecta al mercado electoral de la actualidad, la empresa que busca aplicar la práctica de dumping a través de las primarias abiertas es la facción peledeista del presidente Danilo Medina. El producto con el cual se realizaría el dumping estaría representado por los votos de los ciudadanos, y el consumidor que sería afectado fruto del desmembramiento de la competencia sería la ciudadanía dominicana en su generalidad.

¿Cómo se realizaría el dumping con los votos de los ciudadanos? Inyectando votantes de manera inorgánica a las primarias de los diferentes partidos. Votantes que no necesariamente buscan el mejor interés del país y del partido, sino que son acólitos de la competencia y votarían en función de la fórmula que más le favorezca a un partido contrario. Eso es como si a los ateos le dieran voz y voto en el desarrollo del contenido del sermón que predicará un pastor evangélico o un sacerdote católico en el servicio del próximo domingo.  

Señalo que nada hay de malo en que el pueblo elija a la doctrina que ha de tener las riendas del poder en un concurso electoral de carácter general. Sin embargo, sería contraproducente para nuestra democracia permitir una virtual guerra de todos contra todos en unas primarias abiertas que diluirían la identidad de los diferentes partidos al poner a sus precandidaturas a la merced de contrarios antes de entrar propiamente en abierta competencia dentro del marco de una elección general.  

En las primarias, la competencia que debe permitirse es la que existe dentro del partido. Las primarias abiertas abrirían demasiados frentes como para que un precandidato pueda salir electo con un discurso puntual y coherente. Para poder salir triunfante de ese embrollo el precandidato tendría que elaborar propuestas que tomen la forma de todas las cosas para satisfacer a todas las personas. Procediendo de esa manera el precandidato sería un seguidor de lo popular y no un líder de la verdad. Y el que no lidera con convicción sobre la base de una visión, caerá rendido ante cualquier cuestión que avance su ambición.  

Lamentablemente, esa parece ser la razón que motiva el intento de reestructurar las primarias políticas en esta tierra de Quisqueya. Esto lo digo porque parece ser que la ambición del presidente Danilo Medina no se materializaría en unas primarias cerradas y la aspiración del expresidente Leonel Fernández no sería favorecida en unas primarias abiertas. Ahora más allá de la ambición de los políticos en cuestión, lo que importa es el mejor interés de la nación. En ese sentido, mi humilde opinión como economista y ciudadano preocupado por el futuro dominicano es que la estructura de primarias cerradas favorece el fortalecimiento institucional y de la democracia mientras que las primarias abiertas pueden representar un golpe mortal a los tímidos avances que ha hecho nuestra sociedad en materia de estabilidad política y macroeconómica.

Si los que abogan por las primarias abiertas triunfan en su gesta, ex post, como sucede con el dumping y la emisión de moneda inorgánica, el pueblo pagará la cuantiosa cuenta. Pagaremos más por un liderazgo que no será necesariamente de mayor calidad. Y, si nuestra debilidad institucional se convierte en un descalabro fruto de la ejecución de este capricho político, el estado de la nación será crítico en todos los círculos que componen la espiral de nuestra experiencia existencial en nuestro patrio lar. 

DESCARGA EN KINDLE
ADQUIERE LIBRO FÍSICO
DESCARGA AUDIOLIBRO

Cala CNN

Jonathan habla de finanzas con Ismael Cala en CNN.

Elecciones RD 2016

Jonathan D'Oleo analiza contexto político-económico dominicano en Telemundo junto a la reportera Alejandra Molina.

Escollos Desarrollo RD

Desarrollo balanceado en RD.

Cámara de Diputados RD

Liderazgo transformacional.

Rotary International

Emprendimiento, educación y valores.

Telemundo

Compras inteligentes.

Fundación Global

Metodología científica del emprendimiento.